IVA AGROPECUARIO: OPCION DE PAGO ANUAL

El motivo de este artículo consiste en realizar un análisis sobre el mecanismo de opción de pago anual previsto en la ley de impuesto al valor agregado (IVA) para aquellos sujetos que realicen actividad exclusivamente agropecuaria.

Después de varias variaciones legislativas en la actividad del productor el tercer párrafo del articulo 27 de la ley de IVA dispuso lo siguiente:
“Cuando se trate de responsables cuyas operaciones correspondan exclusivamente a la actividad agropecuaria, los mismos podrán optar por practicar la liquidación en forma mensual, y el pago por ejercicio comercial si llevan anotaciones y se practican balances comerciales anuales, y por año calendario cuando no se den las citadas circunstancias. Adoptado el procedimiento dispuesto en este párrafo, el mismo no podrá ser variado hasta después de transcurridos 3 (tres) ejercicios fiscales, incluido aquel en el que se hubiera hecho la opción, cuyo ejercicio y desistimiento deberá ser comunicado a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en el plazo, forma y condiciones que dicho Organismo establezca. Los contribuyentes que realicen la opción de pago anual estarán exceptuados del pago del anticipo”
Originalmente tanto el pago como la liquidación eran anuales para disminuir los problemas administrativos por lejanía de los establecimientos productivos respecto de los bancos y de las dependencias de la AFIP, y carencia de estructuras administrativas, entre otros, que ocasionaban la liquidación y la presentación mensual. Sin embargo la liquidación en forma anual a la larga dificultó las facultades de verificación del Fisco y trajo otros inconvenientes, como ser, su rigidez, pues una vez ejercida la opción, no podía ser variada hasta después de transcurridos 3 ejercicios anuales fiscales, incluido aquel en el que se hubiera efectuado la misma, y podía ocurrir que un contribuyente tuviera numerosas retenciones y percepciones acumuladas, pero no pudiera disponer de las mismas para compensarlas con otras obligaciones, porque hasta que no operaba el vencimiento del ejercicio comercial, no se transformaban en saldo de libre disponibilidad.
En lo que concierne al pago, para su anualización, se contemplaron las particulares características de la producción agropecuaria, ya que su ciclo productivo suele ser muy diferente del mes calendario, que es el período fiscal del IVA, pues por lo general los productores acumulan créditos fiscales en determinados períodos del año por siembras, laboreos hasta la fecha de la cosecha o venta de los productos agrícolas.
Luego, con la reforma introducida por la ley 25063 se dispuso que el pago siguiera siendo anual, pero la liquidación mensual con presentación trimestral y por último en el año 2004, se estableció, además de la obligación de presentación mensual en lugar de trimestral, variaciones en los procedimientos de adhesión y desistimiento y una nueva metodología de cálculo del tributo. Sin embargo, el principal cambio instaurado, que modificó notablemente la posición del productor agropecuario, afectó al saldo a favor técnico que surja de la última declaración jurada mensual, el cual, con la reforma anterior podía compensarse al realizarse la liquidación anual contra los saldos a favor del fisco que hubiesen surgido de declaraciones juradas mensuales de períodos anteriores dentro del ciclo anual o calendario, según correspondiera, pero con esta última modificación se estipula que dicho saldo sólo puede ser aplicado contra débitos fiscales de períodos siguientes .
La ventaja de la opción de pago anual es la suerte de financiamiento gratuito en el caso que el productor agropecuario deba abonar el IVA todos los meses, pues de efectuar la opción, abona el ejercicio completo en el mes de cierre del mismo o del año calendario, según corresponda. Este beneficio resulta bastante limitado, debido al descalce de alícuotas que existe entre la tasa relativa a las ventas de los productores y la tasa de sus compras y/o insumos, diferencia que en numerosas oportunidades genera saldo a favor técnico en lugar de montos a pagar, situación que se ve agravada por el impacto de las retenciones que generan saldos a favor de libre disponibilidad que en la práctica no son tan fácilmente utilizables.
Reflexión:
El fisco debe comprender que la anualidad en el pago de la declaración jurada del IVA nace en la esencia misma de la actividad agropecuaria, en sus ciclos, en especial, los agrícolas, que tienen el año como una medida temporal ajustada a su actividad.
De acuerdo a la posición actual de la AFIP a la hora de planificar sobre si ejercer o no la opción de pago anual, se debe contemplar que si el productor realiza en forma ocasional servicios agropecuarios. Para no quedar excluido del régimen debería constituir un ente distinto para que efectúe dichos servicios ya que si el contribuyente considera que le corresponde el ejercicio de la opción anual y el Fisco no comparte tal postura por creer que no desarrolla exclusivamente actividades agropecuarias, en tal supuesto quien ha elegido la opción estaría debiendo los intereses resarcitorios. Ahora bien, quizás en función de su propia situación fiscal, y si tuviera saldos a favor acumulados en el IVA, le convendría renunciar a la opción de pago anual y realizar él mismo los servicios para absorber tales saldos.
Un punto fundamental a destacar es que, a raíz de la última reforma, el productor agropecuario se ha visto perjudicado una vez más, pues como su actividad es cíclica, en un mes determinado puede tener saldo a pagar y en los posteriores, y hasta el cierre del ejercicio, el mismo suele revertirse, originándose un saldo a favor. Sin embargo, con dicha norma igual debe pagar en forma individual el importe a favor del Organismo de cada una de las declaraciones juradas adeudadas y una vez más se contradice el mecanismo de anualidad establecido por la ley. En el caso de personas físicas que tienen como ciclo anual el año calendario, se debe contemplar también que el mes de diciembre es un mes de compras significativo y, por ende, de generación de importante crédito fiscal. Es decir, parecería ser que, a través del nuevo régimen introducido sólo se logra entorpecer y dilatar injustificadamente el recupero del saldo a favor técnico.

Karina M. Correa
Contadora Pública Nacional
Licencia en Administración de Empresas
Dpto. Contable – Impositivo
Agronomía El Amanecer

Clima en la región

El Tiempo en otras ciudades

Pizarra

Sitio web de referencia: ACAbase

Precios del día:21/11/2014

Cereal B.B DAR QQ ROS
Girasol        
Lino        
Maiz 1100.00      
Mijo        
Soja 2350.00     2450.00
Sorgo        
Trigo 1150.00      

Monedas

Sitio web de referencia: Cotización-Dólar

Moneda Compra Venta
Dólar 8.44 8.54
Euro 10.70 11.23
Real 3.43 3.80
Peso Uruguayo 0.35 0.42
Peso Chileno 0.01 0.02